Las emociones en Navidad

¿Cómo pueden influir nuestras emociones durante la Navidad? ¿Cómo acompañar a los niños en estas fechas de tantas reuniones y eventos familiares?

Hoy queríamos aprovechar la entrada del blog para hablar de la importancia y el peso que pueden tener las emociones en unas fechas tan significativas como estas, pues aunque puedan pasar desapercibidas, por norma general están más presentes de lo que nos imaginamos. ¿Os parece si nos paramos a pensar un poco sobre algunas de las situaciones más típicas que pueden sucederse en cualquiera de vuestras casas esta Navidad, emonautas? ¡Comencemos!

La Navidad es una época que invita a la felicidad, la alegría, el amor y el disfrute junto a la familia y los seres queridos. Al menos, esto es lo que la sociedad en la que vivimos espera de nosotr@s y nos vende cada año desde finales de Noviembre. Pero ¿qué pasa cuando esas personas a las que queremos ya no están entre nosotr@s? Mucha gente vive la Navidad como una época llena de recuerdos que les hacen sentir tristes. Es algo bastante frecuente, pero ¿cómo afrontar entonces las fiestas si tenemos niños a nuestro alrededor? ¿Cómo podríamos  explicarles lo que sentimos y qué es la Tristeza? ¿Cómo ayudarles a identificarla para que en el futuro ell@s también puedan sentirla y expresarla si lo necesitan? A nosotras nos parece algo muy importante pues como bien sabéis no pensamos que existan emociones positivas y negativas, sino emociones agradables y desagradables. Todas ellas sanas y necesarias, pues todas las emociones cumplen una función. En el caso de la tristeza por ejemplo, se trata de una emoción que nos ayuda a expresar nuestro dolor ante una pérdida. Entonces, ¿por qué negarles a l@s más peques la existencia de ella? Creemos que es completamente necesario que sean capaces de identificar su tristeza y la de los demás, pues así podrán entender lo que les pasa y fomentaremos su empatía.

La Navidad, también es una época en la que asistimos a multitud de comidas y cenas familiares. A veces, el único momento en el año que vemos a ciertas personas. A nosotr@s, l@s adult@s nos puede hacer ilusión, ver después de tanto tiempo a prim@s, tí@s o amig@s con l@s que no solemos coincidir en nuestro día a día, ponernos al día, echar unas risas, o discutir por los temas de siempre, pero… ¿Cómo lo viven l@s más pequeñ@s de la casa? ¿Es normal que puedan sentir miedo, vergüenza o simplemente que no les apetezca dar un beso o un abrazo a esas personas para ell@s “desconocid@s”?

Bajo nuestro punto de vista creemos que es algo completamente normal, pero el miedo al “qué dirán” o el miedo a sentirnos juzgados por nuestros propios familiares y amig@s en muchos casos nos puede llevar a forzar situaciones en las que estamos teniendo más en cuenta a los adultos que a los niños. ¿No os parece?

Hemos escuchado a muchas personas ya adultas, recordando lo poco que les gustaban los besos de la vecina, los pellizcos en el moflete de su tía o los abrazos del abuelo que le dejaban casi sin respiración… ¿Por qué seguir entonces repitiendo lo mismo generación tras generación? ¿Y si enseñamos a los niños a saludar educadamente pero sin forzarles a hacer aquello que les da miedo, asco, vergüenza o que simplemente no les apetece? Bueno, sabemos que este es un tema controvertido, pero como en todo hay opiniones. Y la nuestra la resumimos siempre en una frase bien sencilla, emonautas: “Los besos y los abrazos son algo estupendo siempre y cuando nos apetezca darlos y recibirlos, tanto a niños como a mayores

Frase que da punto y final a uno de nuestros cuentos más especiales “El secreto de Blef“. Un libro que muchas personas nos han dicho que debería ser de lectura obligatoria tanto para niños como para adultos. Razón por la cual hemos querido que llegue esta Navidad a muchos, muchos hogares y lo enviaremos completamente GRATIS a aquellas personas que adquieran el Pack de cuentos “Emociónate con Blef” que incluye tres títulos de la colección “Los tentáculos de Blef” (Miedo, Rabia y Tristeza)

Son muchas las emociones que se mueven en Navidad, alegría, amor, tristeza, rabia, miedo…

En Emonautas, queremos que sigan estando presentes como cada año en todas las casas y familias, porque las emociones son necesarias y van con nosotr@s a todas partes, pero queremos aportar nuestro pequeño granito de arena y que por fin aprendamos a identificarlas, sin juzgar si son positivas o negativas y comencemos a expresarlas de una manera sana y respetuosa. Por eso iniciamos este proyecto hace ya casi dos años, para escribir y publicar nuestros #CuentosParaVivirLasEmociones , porque pensamos que es importante que sepamos gestionarlas nosotr@s l@s adult@s para después poder acompañar a nuestr@s peques en su particular exploración y descubrimiento del espacio emocional. ¿Quieres conocer cómo? Descubre todos nuestros cuentos aquí.

¡¡¡Os deseamos una Feliz Navidad llena de sueños, emociones y cuentos!!!

Eva Clemente y Teresa Arias

Read More

Leave a Reply

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies